ReFLEX EL CELULAR MÁS FLEXIBLE DEL MUNDO

Investigadores del Human Media Lab de la Universidad de Queens han desarrollado un smartphone con pantalla flexible de alta resolución con la que se puede interactuar a base de, precisamente, cómo y cuánto sea doblado.

La propia organización ha explicado que mediante una retroalimentación táctil física se permite la interacción con sus aplicaciones a través de gestos de pliegue. Así por ejemplo, en función de cómo se doble el smartphone se podrán pasar las páginas de un libro o bien ojearlo, dependiendo de la presión e inclinación aplicada.

“Esto representa una forma completamente nueva de interacción física con los teléfonos inteligentes flexibles”, ha explicado Roel Vertegaal, director del Human Media Lab.

La pantalla es un panel flexible OLED de LG a una resolución de 720p y corre bajo el sistema operativo Android 4.4, optimizado con un motor con tecnología háptica en la parte trasera que es lo que permite dotar de respuesta el movimiento del usuario, explica la organización.

Sin embargo, Vertegaal explica que el dispositivo también incorpora un sistema de bobina de voz que permite simular fuerzas de fricción para que el uso del smartphone sea más natural. “Llos usuarios pueden sentir la sensación de cómo se mueve la página a través de sus dedos gracias a una vibración detallada del teléfono. Lo que también permite la navegación para ciegos”, puntualiza.

En esta misma línea, el novedoso sistema de control del smartphone permite una simulación física más precisa para interactuar con datos virtuales, siendo el ejemplo más sencillo el uso de esta tecnología con el popular juego Angry Birds. “Cuando un usuario juega, la doblez de la pantalla sirve para estirar el tirachinas, así, a medida que la goma se expande, los usuarios experimentan vibraciones que simulan las de una goma real estirándose. Cuando dispare el usuario notará una sacudida”, explica Vertegaal.

A continuación  pueden ver un video de esta impresionante tecnología:

 

 

Fuente: www.eleconomista.es


Deja un comentario