Erotismo y BTL, ¿se vale?

La imagen femenina ha sido utilizada en el ámbito publicitario como un mecanismo que representa el concepto de belleza; sumado al erotismo es un recurso del que se vale la industria para inyectar elegancia y misterio a sus campañas.

El erotismo en publicidad se refiere a los diferentes mensajes que contienen información sexual, pero sin caer en lo pornográfico. Es, como se mencionó antes, un recurso para persuadir.

En el ámbito de la moda y venta de productos, hay marcas que han usado estos recursos y contratan a artistas para que promocionen su marca.

En el caso del below the line, el mensaje publicitario incluye todo tipo de mensajes textuales, visuales, sonoros ya sean en formato electrónico o impreso. Estos mensajes tienen como objetivo que la embajadora que representa el producto proyecte conceptos como la sensualidad y el erotismo.

Se trata de un aspecto en el que la mujer o el hombre no sólo debe representar aspectos de la marca sino que se convierta en un ícono representativo de ella a fin de influir en el público meta.

Por ello en el vínculo erotismo/BTL no es raro el uso de representaciones visuales más explícitas y un lenguaje muy dirigido. La representación de cuerpos, incluyendo modelos masculinos y femeninos en la publicidad es la forma más común de incluir aspectos de erotismo.

En un estudio donde se analizaron seis revistas durante dos décadas, se encontró que los anuncios con mujeres vestidas eróticamente se incrementó 31% durante los años 80 de acuerdo con el blog Marketisimo.blogspot.mx.

Algunas marcas han desarrollado campañas basadas en el factor erótico originando como resultado polémicas que han llevado a críticas. No obstante, la publicidad erótica como parte de estrategias promocionales es muy común. Veamos algunos ejemplos:

Armani

Publicidad-para-perfumes5

Eva-Longoria-1

Fuente: informabtl.com


Deja un comentario